Calendario 07 / Abril / 2016 Cantidad de comentario Sin Comentarios
escribir un libro

Cesar Aira: “Los escritores primero publican, después escriben”

Adolfo Bioy Casares: “Escribir da sentido a la vida”

“Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino solo mi Padre”

Mateo

Primera parte: Los prepotentes

Hace muchos años paseábamos con Raúl Silanes, éramos muy jóvenes y Argentina no era una fiesta, Raúl alquilaba una vieja casona con Mercedes y sus dos pequeñitos, en la sexta sección de Mendoza, muy cerca del Parque General San Martín. Conversabamos de literatura, no había otro tema y de lo que escribíamos. Raúl acababa de ganar un premio para su novela Devolución de Babel, el jurado era Antonio Di Benedetto. “Hay que escribir, seguir escribiendo, contra toda predicción, como Dalton Trumbo, como Roberto Arlt, por prepotencia de trabajo, algún día, solo el señor lo sabe, nos pedirán cuenta y es importante tener los cajones de la mesa de luz con unos cuantos manuscritos”. Ni se quién lo dijo, lo construimos mientras por la calle Juan B. Justo, a la madrugada, nos acercabamos a la pensión donde brillaba una luz.

Segunda parte: Al escrito con cariño

Hoy y siempre lo que falta son escritores profesionales, hay siempre oportunidades: agentes, editores e incluso la autoediciòn, pero  siempre falta calidad, prepotencia de trabajo, ayer y hoy, siempre falta eso. En la nota anterior hablamos de lo que es ser un escritor profesional, tal vez no hay tal cosa, como tampoco hay madres profesionales, tal vez sí hijos profesionales. Y me quedo con un solo concepto: el cariño, el empeño, el tesón que sale de tener afecto por lo que uno está haciendo. Creo que eso es lo primero, llegar a un buen manuscrito, en ese punto termina nuestra responsabilidad como escritores, en la entrega para la edición del manuscrito.Hay que poner todo el esfuerzo en esa instancia.

Tercera parte: Publicar profesionalmente

Publicar es hoy un simple trámite, es cuestión de dinero, no de talento, no de cariño y en ese punto aparecen las editoriales para autores independientes como Bubok.com.ar donde ha ido creciendo la idea de los servicios editoriales, es decir todo lo que viene después del “manuscrito digno”, ¿y cuál es la dignidad de un anillado en A4?, cierta impronta, cierto trabajo interior, cuidado e insisto cariño y cierta formalidad en cuanto a su formato ortotipográfico.

Cuarta parte: 60-30-10

La serialización, la reproducción es la etapa menos importante, en la que menos deberíamos pensar. Este es mi plan favorito de inversiòn de tiempo y dinero: un 60% en escribir, un 30% en publicar un libro profesional en su maquetación y presentación de portada, en los formatos digitales, si queremos y eso es irrenunciable, que nuestro libro se venda digitalmente. Nos queda un 10% es lo que gastaría en la serialización y llegó la impresión a demanda para que todo el esfuerzo lo pongamos en el 90%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto las políticas de privacidad