Esta web, cuyo responsable es Bubok Publishing, s.l., utiliza cookies (peque√Īos archivos de informaci√≥n que se guardan en su navegador), tanto propias como de terceros, para el funcionamiento de la web (necesarias), anal√≠ticas (an√°lisis an√≥nimo de su navegaci√≥n en el sitio web) y de redes sociales (para que pueda interactuar con ellas). Puede consultar nuestra pol√≠tica de cookies. Puede aceptar las cookies, rechazarlas, configurarlas o ver m√°s informaci√≥n pulsando en el bot√≥n correspondiente.
AceptarRechazarConfiguración y más información
Buscar en Bubok

Enrique García

El burdel es una manifestación en los márgenes. El tango nace orilleros en los piringundines rioplatenses. El tango y el burdel, crecen y se manifiestam siendo uno. En el prostíbulo empuja su existencia la meretriz, el caflishio, la madama. El tango es un habitante prostibulario, pero pronto como puede hace «pata ancha» en la literatura, en la plástica y en el cine. Su reminiscencia lo trajo desde la mitología de sus personajes, también de los padres del cristianismo, pero en todas sus figuraciones, aparece como danza, con la meretriz, a veces con el cafishio, o con la madama, con el tano que gangosea su organito, y con el humo del ciego de Carriego, que fumna, fuma y fuma sentado en el umbral. Pasea por Corrientes,pasea por Florida, «te das una vida mejor que un pashá», y canta Gardel. Con García Márquez, es una «puta triste», con Borges, un «niño bien», es la «novia ausente», «el bacán que asu mina la embroya», y el alma del arrabal, también. Colchonero, rey de bastos, malandrín o polizón, el tango es un Cambalache.En el cine se casí con Belle de jour, y en la pintura fue Picasso y La muchacha de Avignon. Su cuna fue un conventillo, alumbrado a kerosen. Y en este ensayo hay una expresión nostalgiosa de lo imposible que se pierde en el horizonte de la multitud. entonces salta a otra vida, a otro tiempo, a otro lungar. Entonces, aparece en este ensayo justifiando su luces y sus sombras. y esperando el cálido mirar de un lector que sabe con Pessoa que vivir consiste en no conseguir.   ,   



¬ŅQuieres que te informemos de c√≥mo publicar tu obra? D√©janos tu tel√©fono y te llamamos sin compromiso.

Introduce el nombre

Introduce el teléfono

Introduce el E-mail

Introduce un email v√°lido

Escoge el estado del manuscrito

La finalidad de la recogida de sus datos es para poder atender su solicitud de información, sin cederlos a terceros, siendo responsable del tratamiento Bubok Publishing, s.l.. La legitimación se basa en su propio consentimiento, teniendo usted derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, tal y como se explica en la Política de privacidad

Debes validar que no eres un robot

Gracias por contactar con Bubok, su mensaje ha sido enviado con éxito. Una persona de nuestro departamento de asesoría al cliente se pondrá en contacto contigo a la mayor brevedad.
Enviar