bubok.com.ar utiliza cookies propias y de terceros. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. OK
Buscar en Bubok

marcelo meza

Curriculum audible

En Buenos Aires, ciudad en la que nací a poco que llegara el hombre a la luna. Estudié música a la misma edad que jugaba con autitos y soñaba con volar, con muy buenos maestros, gracias al apoyo de mis padres. Y, como de jugar se trataba resultó ser unos de los juegos más serios de mi vida. Pasión que funda mi vocación tanto en la docencia como en mi carrera artística musical. No sé de qué me recibí, pero recibí, de eso no tengo dudas y parece que me enseñaron bien, porque nada me resigna a devolver un poco de todo lo que, sin prejuicio de generosidad, me han sabido dar. Un día intenté copiar mariposas, e imitando a mi viejo ?él si que dibujaba bien?, aprendí el otro lado de las cosas. Tanta fue mi inquietud por las cosas maravillosas fundadas en la belleza que no sería casual que me explotaban los sentidos tanto las mamushkas como el mundo del principito del francés aquel, haciendo de la escuela otro refugio de amistad y aventura. Desde esas mismas paredes blancas brotaron de un libro los versos de un poema de Juana de Ibarbourou y ya nada fue igual. Luego vino Oscar Wilde con sus gigantes y golondrinas celestes, Edgar Alan Poe y el misterio y los gatos nocturnos, Julia Prilutzky Farny con su amor a flor de piel, Pablo Neruda y sus bestias, Antonio Machado con la flor en el ojal. Y cuanto más leía más mundo encontraba en la edad de remontar barriletes. Luego ensayé mis primeros cuentos, mis primerizos versos, quizás para conquistar a una niña o para conmover al abuelo que no sabía leer letra escrita, pero si el alma. Luego vino Julio Verne, Cervantes, Hernández, así, todo mezclado, con la guitarra de Eduardo Falú y la poesía de Jobim. El jazz más oscuro y negro conviviendo con las mejores arias italianas, coros, los grupos vocales de aquí y allá. El rock sinfónico, la paleta de Velásquez, Picasso, Dalí. Y el alma blanca del flaco Spinetta quién dijo con emociones cual era el camino posible. Y un mundo de poesía y nuestro rock nacional y los grandes compositores de tango, orquestas, folklore. Todo es mi maestro, ayer y hoy y así seguirá siendo.


En el camino estudié en el conservatorio de música Julián Aguirre. Al viajar a capital federal tuve la fortuna de encontrarme con músicos increíbles que me acercaron a lo mejor de la avanzada del folklore argentino el cual abrazo desde hace más de 20 años. Canté en coros de grandes maestros como Ángel Concilio y Damián Sánchez, con el que grabamos, con el coro de SADAIC, un disco en 1999. Trabajé en la escuela de música del maestro y pianista Ruben Ferrero e integramos proyectos musicales con el cual grabamos varios materiales discográficos e hicimos una gira a Italia, pero por sobre todo la vida me regaló su amistad, tan generosa y grande. Así también con la gran música y profesora de charango Adriana Lubiz, con la cual grabamos dos discos, con el dúo Ensamble 2, en 2000 y 2005. Grabé dos discos solistas en 2006, uno en Medellín, Colombia. Dirijo el grupo vocal La Propaladora desde hace 3 años y lo integro desde hace 11, con el cual grabamos un disco en 2008. El ángel Homero Manzi con su poesía redonda e infinita me llenó el alma de conquistado lenguaje. Luego lo hizo Manuel J. Castilla junto al picor endiablado de Gustavo Leguizamón en las melodías. ¿Quién se puede resistir así en un país colmado de duendes? No es casual, entonces, que mi primera insolencia literaria llevase el nombre de Cuentos líquidos, humoradas de carnaval, libro editado en la editorial de los cuatro vientos en 2006. Contienen diez cuentos-grajeas fantásticos sin anestesia. Y en 2007 me publica Toscolitio, el bulemún, Imaginante editorial, mi primera obra netamente surrealista en formato de cuentos muy breves y poesías. Amo al surrealismo en todas sus formas desde Cesar Vallejo hasta Oliverio Girondo, de Macedonio Fernández hasta Vicente Aleixandre, Alejandra Pizarnik, Juan Gelman. Tengo tres obras inéditas pronto a publicarse, la primera se trata de Argentania, Paraíso de mujeres, una novela de ciencia ficción. Al fin, el mundo es gobernado por mujeres.

Le sigue Toscolitio, juguetes de agua. La segunda parte de una saga de cinco volúmenes, con orientación a niños de hasta 12 años. Juguetes que se escurren en las manos. Y por último La insurrección de las gorgonas. Nouvelle que recorre un mundo paralelo o no tan lejano.

Cuando los señores Julio Cortazar y Mario Benedetti lograron arranarme oleadas de lágrimas comprendí que era un legado rico para imitar y en eso andamos, agradecidos por tanto amor.

Mi actualidad consiste en viajes no tan imaginarios con trenes fantásticos que recorren unas calles de pan y tinta, invitándome a diario a remontar barriletes empecinados en ganar el cielo a otros mundos menos económicos de poesía, de lírica y de canto.

http://marcelomeza.blogspot.com.ar


Otros libros que puedan interesarte

La librería Bubok cuenta con más de 70.000 títulos publicados. ¿Todavía no encuentras el tuyo? Aquí te presentamos algunas lecturas recomendadas basándonos en las valoraciones de lectores que compraron este mismo libro.
¿No es lo que buscabas? Descubre toda nuestra selección en la librería: ebooks, publicaciones en papel, de descarga gratuita, de temáticas especializadas... ¡Feliz lectura!

Bubok es una editorial que brinda a cualquier autor las herramientas y servicios necesarios para editar sus obras, publicarlas y venderlas en más de siete países, tanto en formato digital como en papel, con tiradas a partir de un solo ejemplar. Los acuerdos de Bubok permiten vender este catálogo en cientos de plataformas digitales y librerías físicas.
Si quieres descubrir las posibilidades de edición y publicación para tu libro, ponte en contacto con nosotros a través de este formulario y comenzaremos a dar forma a tu proyecto.