Calendario 24 / abril / 2015 Cantidad de comentario Sin Comentarios

escenario-bubok- Atardecer en San Miguel Allende, GuanajuatoEl escenario es uno de los puntos clave que debe tener en cuenta un escritor al desarrollar una historia ya que tiene un peso específico y trascendental que, aunque a veces pasa desapercibido por los lectores, puede ser el pilar fuerte que salve una mala historia o el punto débil que eche por tierra una buena historia. En este post te daremos cinco recomendaciones que pueden ayudar a crear mejores escenarios.

1. Documéntate

Esta es la mejor solución cuando el sitio es inaccesible por tiempo; ciudades desaparecidas, etc. Recopila toda la información que te sea posible en distintos medios: internet, guías de viaje, documentales, películas, libros de ficción, ensayos, museos, testimonios de amigos y familiares. De esta manera obtendrás múltiples perspectivas del escenario y podrás ir generando la tuya. Si la locación no existe, puedes documentarte sobre sitios similares para generar una propia.

2. Utiliza tu imaginación para llenar huecos

Por mucha información que recopiles, siempre habrá una parte del lugar que escapará a tu conocimiento. La imaginación puede ser una forma de poner a tu favor estos huecos. No olvidemos que la ficción, aunque inventada, debe ser coherente.

3. Concéntrate en los detalles importantes

Un error muy frecuente tras el proceso de documentación es el querer plasmar todo lo averiguado en la historia que intentamos contar. Probablemente has invertido semanas o meses en informarte y estás tan empapado del lugar que, de pronto, las descripciones minuciosas se hacen presentes pero es mejor que te concentres en un par de detalles relevantes que atiborrar al lector de información que no es relevante a la historia. Si no sabes en qué detalles concentrarte, reflexiona qué elementos recuerdas de los sitios que has visitado.

4. Ciestiónate el papel del lugar en la historia

¿Por qué decidiste escribir sobre este lugar en particular? ¿Por qué un escenario lejano, desconocido, inaccesible? ¿Qué valor aporta esto a la historia? Quizás debas plantearte si tu acercamiento a las descripciones ha de realizarse desde esta perspectiva distante. ¿Y si la solución para lograr una historia verosímil fuera dejar claro lo poco que sabes del lugar?

5. Casi todo está inventado: cómo lo cuentes marcará la diferencia

Probablemente nadie premiará la minuciosidad de tus descripciones, ni la originalidad de los lugares que inventes. Lo verdaderamente importante es cómo los utilizas y presentas en la historia. Una vez más, reflexiona sobre el papel del escenario en el desarrollo de la acción narrativa. ¿Tiene el lugar una identidad, se personifica? ¿Existe, se concreta, es hogar de los personajes, los caracteriza o ni siquiera han llegado a él?

Esperamos que estas cinco pistas te ayuden en la creación de esa locación perfecta que servirá para darle contexto a tu historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto las políticas de privacidad