Calendario 24 / enero / 2019 Cantidad de comentario Sin Comentarios

melodias dispersas-BubokNorma Echavarría publica bajo el sello editorial Bubok Melodías Dispersas, su primera novela, resultado de sus años de de experiencia como especialista en el Trastorno de de Déficit de atención e Hiperactividad y su vocación creativa.

Fue hace casi 20 años descubrió que los constantes olvidos, la hiperactividad, la desorganización, los cambios repentinos de planes y su facilidad para aburrirse de las cosas o deslumbrarse con algo nuevo tenían un nombre: TDAH. Desde entonces ha volcado su carrera profesional por completo a conocer más sobre su condición y desarrollar materiales de ayuden a  otras personas que, al igual que ella, padecen este trastorno.

Melodías Dispersas cuenta la historia de John, padre de Julie, a quién la adolescencia de su hija y la próxima fiesta de exalumnos de su colegio de adolescencia, lo llevan a repasa su vida y su infancia, enmarcada por el TDAH. Conversamos con Norma sobre libros, escritura y alguna otra de nuestras obsesiones.

Como tú misma mencionas, eres de intereses diversos y cambiantes. Tienes más de 20 años ejerciendo la Medicina y también tienes estudios en Arquitectura. ¿Cuándo comenzaste a escribir?

Me fascinó la lectura desde pequeña. Siendo dispersa, pasaba horas leyendo novelas para niñas a la hora de la siesta, pero jamás recordaba sin embargo un solo autor, o los personajes. Leía de una colección que había en mi casa, Mujercitas, Jovencitas, y me encantaba leer poesías de Gustavo A. Bécquer, Antonio Machado, Pablo Neruda… era muy romántica.  Me gustaban autores que sonaban divertidos, descontracturados, como María Elena Walsh.

Empecé a escribir en la época del colegio, tímidamente. Ya como psiquiatra, cuando empecé a darme cuenta que podía relatar las situaciones que llegaban a mí como médica, inventaba personajes que atravesaban por lo difícil de vivir con TDAH. Antes de animarme al blog (dirección del blog ), tenía archivos que compartía con mis pacientes cuando creía que podían ser una fuente de ayuda.

 

¿Tienes alguna rutina de escritura?

Mi rutina fue siempre la falta de ella. Escribía inspirada por alguien o ante una repetición de historias. Sentía que escribir me permitía hacer melodias dispersas-Bubokllegar a las personas el mensaje: no están solos. En mis viajes a EEUU, que se hicieron muy frecuentes entre el 2009 y 2012, fue cuando más me refugié en escribir mi blog en español. Se fue armando una comunidad muy linda donde había ida y vuelta de emociones. Ya no eran solo personajes.

 

¿Cómo surgió Melodías Dispersas?

Melodías Dispersas surgió como una idea en un viaje a Chile. Soy madre de cinco hijos; los congresos médicos aportaban una pausa y una oportunidad a mis proyectos. En el reverso de una factura escribí la idea principal. Tardé un tiempo en compartirla con un amigo. En verdad, en mi mente surgió una película, no un libro.

 

¿Cuál fue tu mayor reto para concluirlo?

Escribí la trama rápidamente, luego insistí en que debíamos armar los videos en lugar de que fueran capítulos. Mi amigo enfermó ese verano y, con su fallecimiento, quedó mi libro estacionado en un rincón donde lo dejé hasta que pasaron varios años. Decidí terminarlo formalmente hace tres años. Allí tuve la oportunidad de sentarme con el mayor de mis hijos varones, Andrés, que es actor. Él dijo:  —Primero, un libro. Después, el guion. Así que me puse a trabajar duro.

Algunos de tus hijos tienen también TDAH, ¿esto se ve reflejado en el libro?

En la historia hay una mezcla de todos ellos, de mi propia historia, de mi padre, de momentos vividos en el recorrido al convivir con este problema. Muchos personajes tienen características que definen el sufrimiento del TDAH, pero ninguno de ellos está basado en nadie en particular.

¿Tienes algún escritor favorito?, ¿Tuviste algún referente de género para Melodías dispersas?

Me gustan mucho las biografías. Leí de Mozart, Da Vinci, Einstein, Frank Lloyd Wright. Tengo pendiente la de Oliver Sacks, médico neurólogo fallecido recientemente, del que amo su obra. Él escribió acerca de problemas neurológicos desde el relato clínico para divulgar así los síntomas y las enfermedades que veía en consulta. Se llevó al cine uno de ellos, Despertares. Creo que siempre me resulta inspirador lograr no solo transmitir en imágenes historias de sufrimiento, sino hacerlo con un mensaje de esperanza y oportunidad.

¿Tienes en mente más proyectos literarios en el futuro?

Me gustaría ir paso a paso. Tengo muchísimos proyectos siempre. Ahora quisiera acompañar el desarrollo de este libro, que tiene mucha historia como para dar vuelta la página. Deseo escribir cuando llegue el momento, no quiero perderme el disfrute de mi libro hoy.

Puedes encontrar a Norma en su blog a través de Twitter, Instagram y su canal de youtube. También puedes ordenar tu copia de Melodías dispersas en papel o formato digital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto las políticas de privacidad