bubok.com.ar utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. Rechazar Aceptar
Buscar en Bubok

Bajar de peso

Gratis
Cantidad
+
Añadir a la cesta
Descargar
Pago disponible con tarjeta, transferencia y en efectivo.
También puedes:
Comprarlo en Colombia Comprarlo en México Comprarlo en España
detalles del producto:
  • Autor: Stanley Garrido Collado
  • Estado: Público
  • N° de páginas: 20
  • Última actualización: 09/11/2021

Información breve y concisa para bajar de peso que te va a resultar muy útil.

Consideraciones sobre la dieta baja en carbohidratos y algunos aspectos sobre la dieta cetogénica.

Por ejemplo, el uso de la sal durante estos regímenes bajos en carbohidratos:

El glucógeno es la manera como el organismo reserva la glucosa proveniente de los carbohidratos. El glucógeno se reserva en el hígado y los músculos. El glucógeno reservado en los músculos atrae y retiene agua, es decir, gracias a las reservas de glucógeno es que los músculos se mantienen hidratados.

Como la dieta cetogénica es baja en carbohidratos, se reducen las reservas de glucógeno en los músculos y por lo tanto también de agua, lo cual puede ocasionar calambres. Si estas incursionando en la dieta cetogénica y comienzas a sufrir calambres a los pocos días de haber iniciado, una manera de solucionar ese tema es consumir sal en todas tus comidas del día, como sabes, la sal también influye sobre el organismo propiciando retención de líquidos.

No es lo mismo elevar tu consumo de sal mientras estas en una dieta tradicional con alto contenido de carbohidratos, en este caso sí va a ocasionar un exceso de líquidos en el organismo, pero si tu régimen es cetogénico no vas a llegar a tal exceso.

Otra manera de controlar los posibles calambres en este régimen es el consumo de magnesio. Algunas personas sufren de diarreas con el consumo del cloruro de magnesio, si ese es tu caso, te convendrá utilizar el citrato de magnesio, el cual se absorbe mucho mejor y no origina evacuaciones sueltas.

Encontrarás una tabla de alimentos que es preferible considerar si quieres perder peso, y también una tabla de frutas con las medidas caseras que te puedes permitir los días en que quieras soltar un poco el régimen, ya que permanecer varios días con ciertas restricciones resulta poco divertido para el paladar ya que siempre nos gusta la variedad.

Después de cumplir tu objetivo, retornar a disfrutar toda la variedad de tu entorno, manteniendo los parámetros del "plato saludable", será suficiente para permanecer en tu peso.

 

...[Leer más]
No existen comentarios sobre este libro Regístrate para comentar sobre este libro
Otros libros del autor
Si necesitas ayuda, contáctame, te atenderé al instante.
ABRE UN CHAT INSTANTÁNEO SI NECESITAS AYUDA


¿Quieres que te informemos de cómo publicar tu obra? Déjanos tu teléfono y te llamamos sin compromiso.

Introduce el nombre

Introduce el teléfono

Introduce el E-mail

Introduce un email válido

Escoge el estado del manuscrito

Debes validar que no eres un robot

Gracias por contactar con Bubok, su mensaje ha sido enviado con éxito. Una persona de nuestro departamento de asesoría al cliente se pondrá en contacto contigo a la mayor brevedad.
Enviar